«A mi me gustaría que la gente no comiera por los ojos, solo por la boca»

Carles Mampel es el vivo reflejo espiritual de un explorador. Demuestra la misma sed de conocimientos que un científico y la pasión que un descubridor cuando habla de su trabajo. La palabra evolución aparece de forma recurrente durante la conversación, y no es de extrañar, pues en eso se basa gran parte del éxito de este pastelero catalán, en el poder de adaptación y las ganas de innovar que le han llevado a la excelencia. Galardonado, entre otros, con el premio a Mejor Maestro Pastelero de España en 1999, Mampel capitaneó el equipo Español de pastelería en el Campeonato del Mundo de Las Vegas en 2002 para, dos años después, alzarse con el título de Subcampeón del mundo de pastelería en Rimini. Su pastelería Bubó lleva abierta desde 2004 y diez años después ya cuenta con un servicio de cátering, un bar bajo la misma marca y dos tiendas en Emiratos Árabes Unidos. Sin embargo, el propio Mampel, desvela la clave de su éxito “sembrar para luego recoger, porque el esfuerzo tiene su recompensa”.

[Entrevista completa en el número 8 de iSweet Magazine]

Descarga la revista digital iSweet completa para tu tablet o SmartPhone