«Mi vida va dedicada a transmitir mi amor por la cocina a la gente de la calle»

Vivaz, sincera y apasionada de la vida y de su trabajo, Amanda Laporte transmite todas estas sensaciones desde la primera pregunta de la entrevista. El amor por la cocina, heredado de su madre y su abuela, ha marcado su vida a nivel profesional y personal: su carrera como cocinera y pastelera se ha desarrollado entre la publicación de libros, diseño de packaging de productos alimenticios y programas televisivos de cocina. El carácter de Amanda, su modo de hablar, encierran una curiosa combinación entre la dulzura del tono y la fuerza de sus palabras que, lejos de resultar desconcertante, envuelve a quien escucha en una conversación fluida y abierta. Con Amanda hablamos de su vida, su trabajo y sus sueños, pasando por la publicación de su último libro Postres 100% nuestros, un homenaje a los postres tradicionales de las madres españolas.

¿Cuándo y por qué decides dedicarte a la pastelería?
– Cuando era pequeña quería ser carnicera o cantante de ópera. La cocina siempre era mi tema, sobre todo dulce, porque cuando tienes tiempo y no tienes que dedicarlo a cuidar a una familia, puedes dedicarlo a cositas delicadas.
Un postre delicioso y perfecto no es más que varios sabores, aromas, texturas, juntados con calidad y con gracia
Esa era mi distracción de fin de semana, era mi pasión, al igual que la de mi abuela y mi madre. Estábamos siempre cogiendo recetas de aquí y de allá y cambiándolas a nuestro gusto. Cuando acabé de estudiar, cosa que no me interesaba mucho, pensé en cantar ópera, pero me parecía un tema muy sacrificado así que me decidí por la cocina, que pensaba que era algo que siempre daría de comer y que me gustaba. Mis padres se quedaron muy sorprendidos cuando empecé a estudiar hostelería porque en el colegio no me había ido muy bien y con esto estaba entusiasmada. […]

[Entrevista completa en el número 7 de iSweet Magazine]

Descarga la revista digital iSweet completa para tu tablet o SmartPhone